11 TIPS PARA UN CANDIDATO POLÍTICO ESTRELLA 

11 TIPS PARA UN CANDIDATO POLÍTICO ESTRELLA 

Manejamos constantemente anglicismos o palabras propias de un argot que, aunque normalmente tienen una palabra en español que podríamos usar perfectamente, lo cierto es que al estar tan asumido su uso entendemos que es correcto emplearlas.  Es el caso de “tips” que, en su acepción de consejo o sugerencia, es una palabra sobradamente aceptada en comunicación y en coaching ejecutivo y político.  Así, os invito a la lectura de los tips que acompañaría a un Candidato Político Estrella.

  1. Ese misterio que origina el carisma. Qué nos da valor con las personas, qué nos hace confiables. Juega a estar pero no des el 100% de forma gratuita, reserva carga emocional para que las personas valoren y sientan tu cercanía. Si siempre damos todo, ¿cómo vamos a hacer sentir diferentes o especiales a los demás?.
  2. Aprende a seducirte, a gustarte, a oírte por la radio, en tus audios. Así aprenderás a modularte hasta lograr una puesta en escena que refleje lo mejor de ti. Vendría a ser «sedúcete para seducir»
  3. Entrena tu discurso, y cuando lo estés preparando pregúntate: el para qué de este discurso, ¿cuál es mi objetivo al dar este discurso?, ¿a quién me voy a dirigir?, ¿qué les preocupa a esas personas?, ¿qué sienten ante esta situación?, ¿qué elementos voy a medir o evaluar para conocer que mi objetivo ha sido cumplido?.. “Se francotirador con tus ideas”. Analiza la realidad de las personas a las que te vas a dirigir, porque es complicado dirigirte a una persona a la que no has escuchado antes.  Así, tu objetivo guiará el discurso, y podrás tener un feedback nutritivo y real.

Un consejo: cuando no encuentres emotividad en ti, ese día es interesante que tu discurso contenga palabras bonitas, y siempre escrito, nada de lo improvisado es real.

* El asesor de comunicación de Obama hoy escribe guiones de Hollywood, y ha sido uno de los mejores.

  1. Elige un emoticono que te defina y te acompañe siempre, solo tuyo, para ti, que te dará identidad, de fácil reconocimiento, que sea previsible, que forme parte de tu hábito y costumbre.
  2. ¡Vamos a ecualizar! Habla de tus temas y de algunos de la oposición, desde tu proyecto hacia el futuro.

Demos connotaciones propias a temas del adversario.

  1. Dirijamos nuestro discurso de lo racional a lo emocional.
  2. Tener presente que lo que decimos es el porcentaje más pequeño de lo que comunicamos. Nos preocupamos de prepararnos las palabras y nuestro mayor objetivo debe ir a nuestra puesta en escena. Practiquemos posturas, sonrisas. ¿Cómo administramos nuestras caricias a nuestro público? ¡Conozcámonos!, lograras impregnar tus acciones de tus valores, eso te dará una mayor coherencia.
  3. Deleguemos cuando no podamos dar el 100%, porque a veces es más adecuado seleccionar a dónde vamos a desarrollar nuestro despliegue público que excedernos en un concreto despliegue, no convencidos o preparados para la exposición pública. Tengamos presente siempre que  ¡somos seres humanos!, con emociones, con circunstancias.  Uno de nuestros objetivos en el coaching ejecutivo y político es el autoconocimiento, que nos permite conocernos y saber nuestros límites. A veces hay que retirarse unos instantes, estar sólo para poder volver a la casilla de salida, y ¡no pasa nada! Deleguemos, crearemos equipo y descansaremos, es necesario. Eso no nos debilita, solo nos da valor.
  4. Destina la mayor parte de tus energías para desplegar tu proyecto, ¡tu marca! y solo un 25% a la crítica. Las personas están esperando que le cuenten un futuro prometedor, y la crítica constante le perjudica a tu identidad.
  5. ¿Pasamos del storytelling al storydoing? Te aporta muchísimo como candidato no quedarte en el “te lo cuento”, vayamos a “HAZ lo que dices que HACES”.
  6. Cree en ti 24/7, incluso cuando el líder de tu partido o de tu equipo no te lo exprese. Solo nacen héroes en tiempos de guerra.

Pero el más valioso de todos los tips, que engloba a los once anteriores, se da cuando el candidato no está exclusivamente preocupado por lo que va a tener que decir y por las opiniones que va a generar;  se da cuando ese candidato sabe que va a ser medido por cuánto es capaz de escuchar, por su capacidad para convertirse en un gran receptor, es sentir y transmitirle a las personas un sentimiento que refleje la sensación de ¨no tengo nada mejor que hacer sino escucharte”  La capacidad de escucha, en todos los sentidos, es la base de la nueva política. Básicamente es lo que le permite al candidato emitir un mensaje claro y de interés para el electorado.   Hoy,  las Redes Sociales le han dado la voz, y por lo tanto el poder, al individuo de uno en uno.  Son individualidades heterogéneas que forman una masa igualmente heterogénea, que obliga a pasar de las estrategias pensadas para grandes colectivos a movernos en micro estrategias que dan forma a mensajes casi individualizados.  La magia es saber hablar para todo el mundo, despertar el interés; siempre nos han contando que ese es uno de los grandes secretos de la política.

 

Maite Fernández Valderas.

Psicóloga. Coach Político. CEO ETIK

@EtikMaite     www.etikpolitica.es

Tags: